cómo empezar un blog

¿Blog sí o no? Este es un tema que ha generado bastante debate en los últimos años, especialmente con el auge de las plataformas de publicidad como Facebook Ads y similares.

Hay quienes dicen que no es necesario invertir esfuerzos en crear contenidos en un blog, cuando en una semana con una campaña de publicidad activa puedes obtener cientos o miles de leads.

Pero, ¿acaso este tipo de campañas posicionan una marca? ¿Te ayudan a acercarte a tu público objetivo? ¿Generan confianza? ¿Y qué ocurre cuando las desactivamos? Sobre todo esto quiero hablarte en este post.

Quiero llevarte a reflexionar acerca de que a la hora de captar leads y diseñar una estrategia de marketing no todo es blanco o negro. Es más, crear un blog puede tener muchos beneficios, pero no es para todo tipo de negocios.

Tener un blog es muy beneficioso para tu marca o negocio… siempre que ello te lleve a cumplir tus objetivos.

Por ejemplo: Un negocio local para el cual no hay términos de búsqueda con volumen relevante, y que piensa en tener un blog solo por el hecho de conseguir mucho tráfico, puede que no esté enfocado bien el objetivo de este, ya que no existe demanda suficiente en intención de búsquedas.

Así que, para que tu estrategia realmente funcione y tu negocio se mantenga en escena en el largo plazo, vas a tener que plantearte estos temas. Y, sobre todo, tomar decisiones en base a tus objetivos.

¿Tener un blog cumple realmente con los objetivos de tu negocio? Descúbrelo en este post Clic para tuitear

¿Empezamos? Te invito a descubrir en este post por qué deberías crear contenido para SEO, analizar si eso está realmente alineado con los objetivos de tu negocio y algunos consejos sobre cómo empezar un blog.

Cómo ‘empezar a crear un blog’ se hizo tendencia

En los últimos años, parece que esta cuestión ni siquiera ha sido tema de debate. Todas las marcas, negocios o profesionales necesitan un blog, aún sin conocer el auténtico motivo o beneficio de ello.

Podríamos decir que tener un blog pasó a ser una “moda” – Si no tienes un blog, te quedas atrás.

¿Y por qué se ha producido este boom de blogs? Básicamente, porque lo que empezó como una forma de hacerse oír y compartir conocimientos, con el tiempo pasó a convertirse en el gran aliado de Google y el posicionamiento.

Créeme que soy la primera interesada en hacerte pensar que necesitas un blog a toda costa. Personal, profesional.. ¡De cualquier tipo! Así, si necesitas ayuda, aquí me tienes. Pero la experiencia me lleva a ser honesta contigo..

Si tener un blog no está dentro de tus objetivos, no empieces algo que no sabes para qué o cómo va a terminar. Si lo haces, hazlo de verdad y ve a por todas.

Así que te invito a seguir leyendo para conocer cuáles son, además del posicionamiento en Google, esas verdaderas razones por las que saber cómo empezar a crear un blog podría interesarte 🙂

Empezar un blog en WordPress es relativamente ‘fácil’

La aparición de CMS como WordPress fue uno de los desencadenantes de la proliferación de blogs en todo el mundo. Nunca antes había sido tan sencillo abrir un blog.

Esta fue la plataforma que más popularidad alcanzó. Y, de hecho, hoy día continúa en la cima, sin previsiones de que esto vaya a cambiar por ahora.

No se necesitan grandes conocimientos técnicos para entender cómo empezar un blog en WordPress. Aunque lo más recomendable es que un entendido en el tema te haga las primeras configuraciones, desde su menú lateral hay mucho que puedes hacer sin ser experto.

Escribir un blog otorga autoridad

Cuando compartes tus conocimientos con el mundo a través de un blog, ganas autoridad. Y esto es así de todas todas,  tanto a nivel web como a nivel de marca dentro del sector. Incluso para tu marca personal.

No tiene que ser solo a través de un blog propio. En mi caso, por ejemplo, puedo hablar de mi experiencia escribiendo para Diseño Creativo (ahora esferacreativa.com), que me dio esa experiencia y visibilidad para llegar donde estoy ahora (no sin menos esfuerzo).

Además, esto te ayuda a realmente demostrar que eres un experto en tu área de genialidad, con lo que generás mayor confianza en el público objetivo. Y este se muestra más decidido a la hora de trabajar contigo.

Te convierte en un referente

En relación con el punto anterior, solo tienes que saber cómo empezar a hacer un blog para disfrutar de beneficios como este, pues compartir información relevante al que todo el mundo acude para resolver sus dudas, te convierte en un referente.

Siempre que quieran saber algo sobre lo que tú escribes, directamente irán a tu blog. Porque saben que ahí van a encontrar información fiable. Pero, una vez más, no sin esfuerzo y compromiso.

Igualmente, cuando necesiten un servicio más personalizado al primer sitio que acudirán será a web o blog. Siempre que tengas servicios que ofrecer al respecto, claro está.

Es una vía de entrada de clientes potenciales

Todo lo que estamos hablando aquí, finalmente se resume en un motivo muy poderoso por el que crear un blog. Y es conseguir clientes.

Es verdad que el blog es una de las fuentes de tráfico orgánico más potente que tenemos, pero para que resulte efectivo hay que ser constante y seguir algunas reglas de SEO content para posicionar los contenidos y acumular visitas.

La principal ventaja de usar este canal como vía de entrada de nuevos clientes, es que las personas que llegan ya están educadas e, incluso, listas para la compra o contratación.

Puede ayudarte a encontrar un empleo

Si no tienes un negocio independiente como tal, pero te has planteado abrir un blog, debes saber que también puede ser una herramienta para encontrar empleo.

Pero ojo si este no es tu objetivo, porque si potencias tu marca personal y lanzas el mensaje equivocado pueden caerte ofertas de contratación como empleado aún sin ser ese tu objetivo.

Igual que puedes demostrar que eres un experto de cara a conseguir nuevos clientes, también puedes hacerlo enfocado en que algún reclutador llegue hasta tus contenidos y quiera saber más de ti.

Puede ser una gran ventaja competitiva respecto al resto de candidatos en una oferta. Solo tienes que añadir la dirección en tu curriculum y crear contenido de calidad.

Y, ahora sí, descubre cómo empezar un blog personal y ponte en marcha para trabajar si y solo si vas a comprometerte con ello en línea a unos objetivos sólidos.

Un blog en WordPress: ¿Por dónde empezar?

Sea cual sea el fin con el que hayas decidido crear contenidos de valor en Internet, veamos cómo empezar un blog desde cero.

Antes de escribir el primer post de tu blog, existen aspectos generales a tratar para analizar la viabilidad del mismo.

Analiza si realmente empezar un blog te interesa

Ya lo comentábamos antes. El primer paso a dar va a ser analizar si un blog es la opción más adecuada para tu negocio y los objetivos que has definido en tu estrategia. Como te decía, no es una opción válida para todos.

Así que, antes de dar el paso, estudia si realmente tener un blog puede darte algún beneficio, así como si vas a tener recursos para mantenerlo. Ten en cuenta que tendrás que pagar dominio, servidor, SSL, apoyo en contenidos…

¿Crear un blog en WordPress profesional o personal?

El siguiente paso será valorar las opciones que hay disponibles para crear un blog. Primero deberás elegir qué CMS usar.

Un CMS es un Content Management System o Sistema Gestor de Contenidos. Es decir, la plataforma que te permite o facilita este tipo de acciones.

Hay varios CMS en el mercado, no solo WordPress, aunque es el que personalmente te recomiendo por facilidad de uso, funcionalidad y ventajas. Pero, ¿usamos la versión WordPress gratis o la de pago?

Te recomiendo que… Si vas a crear un blog para tu negocio, directamente uses la opción de pago. Es una inversión pequeña que a largo plazo renta mucho más. Sólo si va a ser de uso personal, deberías valorar la opción gratuita.

Identifica las características de tu audiencia

Este punto va muy ligado con el siguiente. Prácticamente puedes definirlos de forma conjunta, pues cuando pensamos en cómo empezar un blog, es necesario también pensar en quienes lo van a leer.

Ponte en el lugar de tu lector y crea un perfil, similar al que haces cuando defines a tu cliente ideal, y elige sobre temas que sepas que van a servir para satisfacer sus necesidades o solucionar sus dudas.

Por ejemplo: Si tienes un negocio, lo ideal es que la persona para la que escribes sea tu avatar, ya que el blog será una herramienta para acercarte a él y convertirlo en cliente.

Define las categorías temáticas

¿Y sobre qué vas a hablar? Para quienes se preguntan cómo empezar a escribir para un blog, esta es una de las piezas fundamentales sobre la que pensar.

Aunque seas experto en finanzas y quieras escribir sobre ello, deberás analizar qué temática es la que más autoridad, prestigio o valor puede aportar de cara a un mejor posicionamiento de tu marca.

Puede ser finanzas para empresas, finanzas personales, educación financiera, cómo operar en bolsa… Debes mostrarte como un especialista en alguno de estos temas.

Crea un plan y calendario de contenidos

Una de las claves del éxito de un blog, está en la constancia con la que se crean contenidos. Para lograr posicionarlo vas a tener que considerar y respetar una frecuencia de publicación.

Lo ideal es que crees un calendario editorial en el que establezcas cómo, cuándo y qué contenidos vas a lanzar en cada momento.

De esa forma, tendrás previamente definido cada uno de los temas a tratar y solo tendrás que preocuparte por plasmar en el texto toda tu expertise.

Y… ¡empieza a escribir tu primer post!

Llegó la hora de la verdad. El último de los pasos sobre cómo empezar un blog es escribir tu primer artículo. Para ello, a grandes rasgos tendrás que:

  • Hacer una buena investigación sobre temas relacionados.
  • Crea una estructura amigable y organizada de contenidos.
  • Añadir enlaces para ampliar información.

No olvides revisar tu ortografía. De lo contrario, todas las ventajas de las que hablábamos antes, se traducirán en una mala imagen de tu marca o de ti mismo.

¿Tienes claro cómo empezar un blog? Si es así, ¡manos a la obra! Tu público está esperando tus contenidos.

Últimos tuits

¿Blog sí o no? Este es un tema que ha generado bastante debate en los últimos años, especialmente con el auge de las plataformas de publicidad como Facebook Ads y similares.

Hay quienes dicen que no es necesario invertir esfuerzos en crear contenidos en un blog, cuando en una semana con una campaña de publicidad activa puedes obtener cientos o miles de leads.

Pero, ¿acaso este tipo de campañas posicionan una marca? ¿Te ayudan a acercarte a tu público objetivo? ¿Generan confianza? ¿Y qué ocurre cuando las desactivamos? Sobre todo esto quiero hablarte en este post.

Quiero llevarte a reflexionar acerca de que a la hora de captar leads y diseñar una estrategia de marketing no todo es blanco o negro. Es más, crear un blog puede tener muchos beneficios, pero no es para todo tipo de negocios.

Tener un blog es muy beneficioso para tu marca o negocio… siempre que ello te lleve a cumplir tus objetivos.

Por ejemplo: Un negocio local para el cual no hay términos de búsqueda con volumen relevante, y que piensa en tener un blog solo por el hecho de conseguir mucho tráfico, puede que no esté enfocado bien el objetivo de este, ya que no existe demanda suficiente en intención de búsquedas.

Así que, para que tu estrategia realmente funcione y tu negocio se mantenga en escena en el largo plazo, vas a tener que plantearte estos temas. Y, sobre todo, tomar decisiones en base a tus objetivos.

¿Tener un blog cumple realmente con los objetivos de tu negocio? Descúbrelo en este post Clic para tuitear

¿Empezamos? Te invito a descubrir en este post por qué deberías crear contenido para SEO, analizar si eso está realmente alineado con los objetivos de tu negocio y algunos consejos sobre cómo empezar un blog.

Cómo ‘empezar a crear un blog’ se hizo tendencia

En los últimos años, parece que esta cuestión ni siquiera ha sido tema de debate. Todas las marcas, negocios o profesionales necesitan un blog, aún sin conocer el auténtico motivo o beneficio de ello.

Podríamos decir que tener un blog pasó a ser una “moda” – Si no tienes un blog, te quedas atrás.

¿Y por qué se ha producido este boom de blogs? Básicamente, porque lo que empezó como una forma de hacerse oír y compartir conocimientos, con el tiempo pasó a convertirse en el gran aliado de Google y el posicionamiento.

Créeme que soy la primera interesada en hacerte pensar que necesitas un blog a toda costa. Personal, profesional.. ¡De cualquier tipo! Así, si necesitas ayuda, aquí me tienes. Pero la experiencia me lleva a ser honesta contigo..

Si tener un blog no está dentro de tus objetivos, no empieces algo que no sabes para qué o cómo va a terminar. Si lo haces, hazlo de verdad y ve a por todas.

Así que te invito a seguir leyendo para conocer cuáles son, además del posicionamiento en Google, esas verdaderas razones por las que saber cómo empezar a crear un blog podría interesarte 🙂

Empezar un blog en WordPress es relativamente ‘fácil’

La aparición de CMS como WordPress fue uno de los desencadenantes de la proliferación de blogs en todo el mundo. Nunca antes había sido tan sencillo abrir un blog.

Esta fue la plataforma que más popularidad alcanzó. Y, de hecho, hoy día continúa en la cima, sin previsiones de que esto vaya a cambiar por ahora.

No se necesitan grandes conocimientos técnicos para entender cómo empezar un blog en WordPress. Aunque lo más recomendable es que un entendido en el tema te haga las primeras configuraciones, desde su menú lateral hay mucho que puedes hacer sin ser experto.

Escribir un blog otorga autoridad

Cuando compartes tus conocimientos con el mundo a través de un blog, ganas autoridad. Y esto es así de todas todas,  tanto a nivel web como a nivel de marca dentro del sector. Incluso para tu marca personal.

No tiene que ser solo a través de un blog propio. En mi caso, por ejemplo, puedo hablar de mi experiencia escribiendo para Diseño Creativo (ahora esferacreativa.com), que me dio esa experiencia y visibilidad para llegar donde estoy ahora (no sin menos esfuerzo).

Además, esto te ayuda a realmente demostrar que eres un experto en tu área de genialidad, con lo que generás mayor confianza en el público objetivo. Y este se muestra más decidido a la hora de trabajar contigo.

Te convierte en un referente

En relación con el punto anterior, solo tienes que saber cómo empezar a hacer un blog para disfrutar de beneficios como este, pues compartir información relevante al que todo el mundo acude para resolver sus dudas, te convierte en un referente.

Siempre que quieran saber algo sobre lo que tú escribes, directamente irán a tu blog. Porque saben que ahí van a encontrar información fiable. Pero, una vez más, no sin esfuerzo y compromiso.

Igualmente, cuando necesiten un servicio más personalizado al primer sitio que acudirán será a web o blog. Siempre que tengas servicios que ofrecer al respecto, claro está.

Es una vía de entrada de clientes potenciales

Todo lo que estamos hablando aquí, finalmente se resume en un motivo muy poderoso por el que crear un blog. Y es conseguir clientes.

Es verdad que el blog es una de las fuentes de tráfico orgánico más potente que tenemos, pero para que resulte efectivo hay que ser constante y seguir algunas reglas de SEO content para posicionar los contenidos y acumular visitas.

La principal ventaja de usar este canal como vía de entrada de nuevos clientes, es que las personas que llegan ya están educadas e, incluso, listas para la compra o contratación.

Puede ayudarte a encontrar un empleo

Si no tienes un negocio independiente como tal, pero te has planteado abrir un blog, debes saber que también puede ser una herramienta para encontrar empleo.

Pero ojo si este no es tu objetivo, porque si potencias tu marca personal y lanzas el mensaje equivocado pueden caerte ofertas de contratación como empleado aún sin ser ese tu objetivo.

Igual que puedes demostrar que eres un experto de cara a conseguir nuevos clientes, también puedes hacerlo enfocado en que algún reclutador llegue hasta tus contenidos y quiera saber más de ti.

Puede ser una gran ventaja competitiva respecto al resto de candidatos en una oferta. Solo tienes que añadir la dirección en tu curriculum y crear contenido de calidad.

Y, ahora sí, descubre cómo empezar un blog personal y ponte en marcha para trabajar si y solo si vas a comprometerte con ello en línea a unos objetivos sólidos.

Un blog en WordPress: ¿Por dónde empezar?

Sea cual sea el fin con el que hayas decidido crear contenidos de valor en Internet, veamos cómo empezar un blog desde cero.

Antes de escribir el primer post de tu blog, existen aspectos generales a tratar para analizar la viabilidad del mismo.

Analiza si realmente empezar un blog te interesa

Ya lo comentábamos antes. El primer paso a dar va a ser analizar si un blog es la opción más adecuada para tu negocio y los objetivos que has definido en tu estrategia. Como te decía, no es una opción válida para todos.

Así que, antes de dar el paso, estudia si realmente tener un blog puede darte algún beneficio, así como si vas a tener recursos para mantenerlo. Ten en cuenta que tendrás que pagar dominio, servidor, SSL, apoyo en contenidos…

¿Crear un blog en WordPress profesional o personal?

El siguiente paso será valorar las opciones que hay disponibles para crear un blog. Primero deberás elegir qué CMS usar.

Un CMS es un Content Management System o Sistema Gestor de Contenidos. Es decir, la plataforma que te permite o facilita este tipo de acciones.

Hay varios CMS en el mercado, no solo WordPress, aunque es el que personalmente te recomiendo por facilidad de uso, funcionalidad y ventajas. Pero, ¿usamos la versión WordPress gratis o la de pago?

Te recomiendo que… Si vas a crear un blog para tu negocio, directamente uses la opción de pago. Es una inversión pequeña que a largo plazo renta mucho más. Sólo si va a ser de uso personal, deberías valorar la opción gratuita.

Identifica las características de tu audiencia

Este punto va muy ligado con el siguiente. Prácticamente puedes definirlos de forma conjunta, pues cuando pensamos en cómo empezar un blog, es necesario también pensar en quienes lo van a leer.

Ponte en el lugar de tu lector y crea un perfil, similar al que haces cuando defines a tu cliente ideal, y elige sobre temas que sepas que van a servir para satisfacer sus necesidades o solucionar sus dudas.

Por ejemplo: Si tienes un negocio, lo ideal es que la persona para la que escribes sea tu avatar, ya que el blog será una herramienta para acercarte a él y convertirlo en cliente.

Define las categorías temáticas

¿Y sobre qué vas a hablar? Para quienes se preguntan cómo empezar a escribir para un blog, esta es una de las piezas fundamentales sobre la que pensar.

Aunque seas experto en finanzas y quieras escribir sobre ello, deberás analizar qué temática es la que más autoridad, prestigio o valor puede aportar de cara a un mejor posicionamiento de tu marca.

Puede ser finanzas para empresas, finanzas personales, educación financiera, cómo operar en bolsa… Debes mostrarte como un especialista en alguno de estos temas.

Crea un plan y calendario de contenidos

Una de las claves del éxito de un blog, está en la constancia con la que se crean contenidos. Para lograr posicionarlo vas a tener que considerar y respetar una frecuencia de publicación.

Lo ideal es que crees un calendario editorial en el que establezcas cómo, cuándo y qué contenidos vas a lanzar en cada momento.

De esa forma, tendrás previamente definido cada uno de los temas a tratar y solo tendrás que preocuparte por plasmar en el texto toda tu expertise.

Y… ¡empieza a escribir tu primer post!

Llegó la hora de la verdad. El último de los pasos sobre cómo empezar un blog es escribir tu primer artículo. Para ello, a grandes rasgos tendrás que:

  • Hacer una buena investigación sobre temas relacionados.
  • Crea una estructura amigable y organizada de contenidos.
  • Añadir enlaces para ampliar información.

No olvides revisar tu ortografía. De lo contrario, todas las ventajas de las que hablábamos antes, se traducirán en una mala imagen de tu marca o de ti mismo.

¿Tienes claro cómo empezar un blog? Si es así, ¡manos a la obra! Tu público está esperando tus contenidos.