crecimiento negocios

Un negocio que no crece, es un negocio que se queda estancado. Y quedarse estacando puede significar la muerte. Solo piensa en la analogía de un bote encallado y su posterior abandono, es por eso que debes de leer estos consejos.

Así que, en esta ocasión, quiero compartirte las 4 piezas que han de encajar para asegurar el crecimiento de tu negocio. Para ello, y con el fin de hacer un guiño especial a mis compis copywriters, haremos referencia a ejemplos en específicos de mi propio sector.

Las 4 piezas claves para asegurar el crecimiento de tu negocio (ejemplo sector copywriting) Clic para tuitear

Las 4 piezas del crecimiento: Ejemplo Copywriting

Antes que nada, es importante aprender a definir qué es crecimiento, pues muchas personas piensan que vender más es crecer. Si bien esto es cierto, no es así del todo…

Sabes que estás creciendo como copywriter cuando no sólo creces en ventas, sino también en comunidad, posicionamiento en el mercado como perfil o marca reconocida, diversificación de servicios de redacción y aspectos en esta línea.

Además, el crecimiento de tu actividad (sea en el sector que sea), dependerá de tu planificación estratégica, la cual debes de definir al momento de realizar el plan de negocios.

1# Emplea una buena parte de tus recursos en invertir

Muchos emprendedores (sí, también los redactores y copywriters), especialmente en los primeros años, cometemos el error de atribuirnos el 100% de las ganancias una vez que nuestro negocio comienza a generar.

Este es un grave error, ya que lo ideal es usar dichos recursos para invertir en el crecimiento de tu propio negocio.

Por ejemplo: En lugar de comprarte ese coche que tanto soñaste, invierte en hacer más grande tu equipo de colaboradores, desarrollar tu propia página web de servicios de copywriting, así como en herramientas digitales para producir más.

Esto es fundamental para crecer pues, si siempre te quedas en la misma capacidad, llegará un momento en el que ya no podrás atender nuevos clientes o pedidos.

Supongamos que, en vez de dedicarte al copywriting, tienes un restaurante con 10 mesas. Llegará un momento en el que esas mesas se llenen y ya no puedas recibir a más comensales. Algo que no sólo te hará perder dinero, sino también prestigio.

2# Aterriza con objetivos hacia dónde quieres crecer

Como ya te venía adelantando, puedes crecer hacia muchos lados, ya que existen diferentes tipos de crecimiento empresarial de acuerdo con expertos. Además de que no todos hacen match con las necesidades y las capacidades de una empresa, por lo que es muy importante conocerlos a fondo.

Y es que un nuevo negocio, antes de crecer en ventas, primero debe de crecer en posicionamiento de mercado (salvo que quieras competir por precios, algo que nunca te recomendaré en copywriting).

Por ejemplo: Siempre que quiero dar un siguiente paso en mi negocio, antes de pensar en ofrecer más servicios, invierto cierto tiempo en crear nuevos contenidos e impulsar el crecimiento de mi propia marca personal.

Sólo pensando así, en el largo plazo, puedo cumplir con objetivos de venta más ambiciosos, los cuales siempre terminan por llegar gracias a los clientes fieles, los cuales siguen mis contenidos y apoyan mi actividad, aportándome los recursos suficiente para poder invertir en crecimiento, ahora sí, de ventas.

Otra forma en la que puedes definir el cómo quieres crecer, está en si quieres:

  • Crecer dentro de tu misma especialidad. Por ejemplo, con una mayor variedad de servicios de redacción y copywriting.
  • Posicionarte para un sector concreto como referente. Por ejemplo, copywriter para el sector inmobiliario, sector moda y belleza, sector salud…
  • Ampliar las fronteras de tu negocio. Por ejemplo, ofreciendo también servicios de traducción para poder trabajar con empresas del extranjero.

En general, esto dependerá del plan, las necesidades y las capacidades que tú tengas como profesional o negocio (pues no todas son iguales).

3# Estima, proyecta y redistribuye

Para crecer necesitas recursos, esto es claro y ya lo hemos destacado con la pieza número uno (con lo que ya tengas, reinvierte en tu crecimiento).

Por ello, ya sea que recién inicies o te esés planteando escalar, también debes de verificar cuáles son los recursos con los que cuentas antes de lanzarte a la aventura, así como con los recursos que estimas contar en los próximos meses.

Uno de los más importantes, y que inevitablemente tenemos que mencionar, es el recurso económico. Pero no todo queda ahí, pues las personas que trabajan contigo también son un valioso recurso de tu negocio.

Recuerda que en crecimiento no todo son ventas, la marca también ha de ser tomada en cuenta como parte importante (y no todos lo hacen).

Por ejemplo: Si quieres profesionalizar tus servicios como copywriter digital, entonces debes mejorar la imagen que das en Internet. Para ello, además de recursos económicos, necesitarás el apoco de otros profesionales, como empresas recomendadas de diseño de logotipos.

Piensa que el proceso de diseño del logotipo requiere mucho tiempo, pero si planificas bien tus presupuestos podrás invertir (desde el inicio o cuando te sea posible) en tener un logotipo único y fácil de recordar.

Formas de proyectar, y llevar a cabo esta evolución en la imagen de tu negocio, hay muchas. Por ejemplo, yo como copywriter tengo únicamente mi firma de marca personal, mientras que la parte de imagen corporativa como consultora la gestionamos a nivel interno.

Además, si nos salimos de lo digital para referirnos también a negocios físicos, hay que prestar mucha atención a la redistribución de recursos para maquinaria, equipo y otras herramientas necesarias con los que poder seguir operando.

4# Toma acción

Puede que tengas el mejor plan de todos, pero si no pasas del papel a la acción, entonces este no servirá de nada. Así que el siguiente paso es muy simple… ¡ponerte manos a la obra!

Para esto debes de seguir una estrategia también, por lo que recuerda tener muy presentes cuáles serán tus objetivos (lo que hicimos previamente) y los recursos necesarios (con los que ya cuentas y con los que no) para, así, fijar acciones realistas.

Por ejemplo: Antes de ampliar tus servicios de copywriting, una acción a cumplir sería formarte para conseguir la cualificación necesaria con la que desarrollar tus habilidades y ser reconocido en el mercado.

En cualquier caso, ya sea que ofrezcas servicios digitales de redacción o tengas cualquier otro tipo de negocio, tener un mapa u hoja de ruta hará que sea mucho más fácil este proceso pues, así, sabrás qué acción es la siguiente que debes de realizar.

Además, el mapa de ruta te dará mucho mayor control sobre las variables para así, poder retroalimentar y aplicar mejoras que te permitan seguir creciendo. ¿No te parece? ¡Te leo en comentarios!

Últimos tuits

Un negocio que no crece, es un negocio que se queda estancado. Y quedarse estacando puede significar la muerte. Solo piensa en la analogía de un bote encallado y su posterior abandono, es por eso que debes de leer estos consejos.

Así que, en esta ocasión, quiero compartirte las 4 piezas que han de encajar para asegurar el crecimiento de tu negocio. Para ello, y con el fin de hacer un guiño especial a mis compis copywriters, haremos referencia a ejemplos en específicos de mi propio sector.

Las 4 piezas claves para asegurar el crecimiento de tu negocio (ejemplo sector copywriting) Clic para tuitear

Las 4 piezas del crecimiento: Ejemplo Copywriting

Antes que nada, es importante aprender a definir qué es crecimiento, pues muchas personas piensan que vender más es crecer. Si bien esto es cierto, no es así del todo…

Sabes que estás creciendo como copywriter cuando no sólo creces en ventas, sino también en comunidad, posicionamiento en el mercado como perfil o marca reconocida, diversificación de servicios de redacción y aspectos en esta línea.

Además, el crecimiento de tu actividad (sea en el sector que sea), dependerá de tu planificación estratégica, la cual debes de definir al momento de realizar el plan de negocios.

1# Emplea una buena parte de tus recursos en invertir

Muchos emprendedores (sí, también los redactores y copywriters), especialmente en los primeros años, cometemos el error de atribuirnos el 100% de las ganancias una vez que nuestro negocio comienza a generar.

Este es un grave error, ya que lo ideal es usar dichos recursos para invertir en el crecimiento de tu propio negocio.

Por ejemplo: En lugar de comprarte ese coche que tanto soñaste, invierte en hacer más grande tu equipo de colaboradores, desarrollar tu propia página web de servicios de copywriting, así como en herramientas digitales para producir más.

Esto es fundamental para crecer pues, si siempre te quedas en la misma capacidad, llegará un momento en el que ya no podrás atender nuevos clientes o pedidos.

Supongamos que, en vez de dedicarte al copywriting, tienes un restaurante con 10 mesas. Llegará un momento en el que esas mesas se llenen y ya no puedas recibir a más comensales. Algo que no sólo te hará perder dinero, sino también prestigio.

2# Aterriza con objetivos hacia dónde quieres crecer

Como ya te venía adelantando, puedes crecer hacia muchos lados, ya que existen diferentes tipos de crecimiento empresarial de acuerdo con expertos. Además de que no todos hacen match con las necesidades y las capacidades de una empresa, por lo que es muy importante conocerlos a fondo.

Y es que un nuevo negocio, antes de crecer en ventas, primero debe de crecer en posicionamiento de mercado (salvo que quieras competir por precios, algo que nunca te recomendaré en copywriting).

Por ejemplo: Siempre que quiero dar un siguiente paso en mi negocio, antes de pensar en ofrecer más servicios, invierto cierto tiempo en crear nuevos contenidos e impulsar el crecimiento de mi propia marca personal.

Sólo pensando así, en el largo plazo, puedo cumplir con objetivos de venta más ambiciosos, los cuales siempre terminan por llegar gracias a los clientes fieles, los cuales siguen mis contenidos y apoyan mi actividad, aportándome los recursos suficiente para poder invertir en crecimiento, ahora sí, de ventas.

Otra forma en la que puedes definir el cómo quieres crecer, está en si quieres:

  • Crecer dentro de tu misma especialidad. Por ejemplo, con una mayor variedad de servicios de redacción y copywriting.
  • Posicionarte para un sector concreto como referente. Por ejemplo, copywriter para el sector inmobiliario, sector moda y belleza, sector salud…
  • Ampliar las fronteras de tu negocio. Por ejemplo, ofreciendo también servicios de traducción para poder trabajar con empresas del extranjero.

En general, esto dependerá del plan, las necesidades y las capacidades que tú tengas como profesional o negocio (pues no todas son iguales).

3# Estima, proyecta y redistribuye

Para crecer necesitas recursos, esto es claro y ya lo hemos destacado con la pieza número uno (con lo que ya tengas, reinvierte en tu crecimiento).

Por ello, ya sea que recién inicies o te esés planteando escalar, también debes de verificar cuáles son los recursos con los que cuentas antes de lanzarte a la aventura, así como con los recursos que estimas contar en los próximos meses.

Uno de los más importantes, y que inevitablemente tenemos que mencionar, es el recurso económico. Pero no todo queda ahí, pues las personas que trabajan contigo también son un valioso recurso de tu negocio.

Recuerda que en crecimiento no todo son ventas, la marca también ha de ser tomada en cuenta como parte importante (y no todos lo hacen).

Por ejemplo: Si quieres profesionalizar tus servicios como copywriter digital, entonces debes mejorar la imagen que das en Internet. Para ello, además de recursos económicos, necesitarás el apoco de otros profesionales, como empresas recomendadas de diseño de logotipos.

Piensa que el proceso de diseño del logotipo requiere mucho tiempo, pero si planificas bien tus presupuestos podrás invertir (desde el inicio o cuando te sea posible) en tener un logotipo único y fácil de recordar.

Formas de proyectar, y llevar a cabo esta evolución en la imagen de tu negocio, hay muchas. Por ejemplo, yo como copywriter tengo únicamente mi firma de marca personal, mientras que la parte de imagen corporativa como consultora la gestionamos a nivel interno.

Además, si nos salimos de lo digital para referirnos también a negocios físicos, hay que prestar mucha atención a la redistribución de recursos para maquinaria, equipo y otras herramientas necesarias con los que poder seguir operando.

4# Toma acción

Puede que tengas el mejor plan de todos, pero si no pasas del papel a la acción, entonces este no servirá de nada. Así que el siguiente paso es muy simple… ¡ponerte manos a la obra!

Para esto debes de seguir una estrategia también, por lo que recuerda tener muy presentes cuáles serán tus objetivos (lo que hicimos previamente) y los recursos necesarios (con los que ya cuentas y con los que no) para, así, fijar acciones realistas.

Por ejemplo: Antes de ampliar tus servicios de copywriting, una acción a cumplir sería formarte para conseguir la cualificación necesaria con la que desarrollar tus habilidades y ser reconocido en el mercado.

En cualquier caso, ya sea que ofrezcas servicios digitales de redacción o tengas cualquier otro tipo de negocio, tener un mapa u hoja de ruta hará que sea mucho más fácil este proceso pues, así, sabrás qué acción es la siguiente que debes de realizar.

Además, el mapa de ruta te dará mucho mayor control sobre las variables para así, poder retroalimentar y aplicar mejoras que te permitan seguir creciendo. ¿No te parece? ¡Te leo en comentarios!