qué es elevator pitch

Un elevator pitch bien trabajado puede convertirse en tu mejor aliado a la hora de presentarte ante un posible cliente y explicarle cómo le puedes ayudar. Si eliges las palabras correctas, te acercará a él y te dará la autoridad necesaria para que vea en ti a ese profesional que tiene la solución a sus problemas.

También lo puedes usar para presentar tu oferta, un proyecto, o cualquier idea que quieras compartir con otras personas. Básicamente, te ayuda a sintetizar en un par de frases el concepto de lo que quieres transmitir, para facilitar así su compresión.

Si nunca has creado uno, puede que necesites alguna orientación para empezar. En ese sentido, en este post vas a encontrar definidos los pasos que debes dar para redactarlo, una plantilla que te ayudará y algún ejemplo para inspirarte y evitar errores.

Un elevator pitch debe ser breve y conciso. Solo debe incluir la información precisa del proyecto, idea o negocio que quieres dar a conocer.
Plantilla para crear tu #ElevatorPitch en tan solo 5 minutos por @Teresalbalv Clic para tuitear

¿Qué es un Elevator Pitch?

Un elevator pitch es un discurso que incluye la propuesta de valor de un profesional, negocio o proyecto, con una duración de no más de 60 segundos, en el que se explica en qué consiste la misma.

Recibe el nombre de elevator pitch porque debe exponerse en el tiempo que tarda un ascensor en realizar un trayecto de subida o bajada.

Se podría decir que tiene un triple objetivo:

  • Presentarte ante una empresa, profesional o cliente.
  • Darte a conocer a ti, o tus productos y servicios.
  • Despertar interés en la persona que te escucha.

De esta forma, cabe la posibilidad de programar una reunión en la que podáis hablar más detenidamente sobre un posible acuerdo de trabajo.

Para llegar a esa situación, tu discurso debe contener una serie de puntos clave que, bien cohesionados, consiguen transmitir de forma clara y directa la esencia o corazón de tu proyecto. Estos puntos son los siguientes:

  • Quién eres y cómo te llamas.
  • A quién ayudas (es decir, quién es tu cliente ideal).
  • A qué les ayudas.
  • Qué va a conseguir tu cliente a través de tus productos o servicios.

Y todo ello cargado de pasión, energía y confianza.

Ahora que sabes qué es un elevator pitch, te animo a crear el tuyo. En los siguientes párrafos te explicaré cómo redactarlo, y te mostraré algunos ejemplos que te servirán de guía.

Entendiendo el Elevator Pitch con un ejemplo

Para que aterrices la idea anterior y comprendas el proceso de creación, aquí tienes una serie de ejemplos de elevator pitch que pueden ayudarte a entender de forma práctica el interés de este recurso.

Ejemplo 1:

Soy Laura Blanco, ayudo a hombres y mujeres con sobrepeso que desean adquirir hábitos saludables y no saben por dónde empezar, a llevar una alimentación equilibrada y realizar rutinas de ejercicios sencillos en casa para que puedan tener mejor calidad de vida.

Ejemplo 2:

Somos “Aventureros por el mundo” una agencia de viajes que ayuda a jóvenes de entre 18 y 25 años, que desean estudiar idiomas en el extranjero, y necesitan apoyo en la organización de sus estancias, a encontrar los mejores y más económicos alojamientos, escuelas y medios de transporte, para que puedan vivir una experiencia inolvidable y se traigan grandes aprendizajes.

Ejemplo 3:

Soy Rafael Torres y mi servicio de consultoría va dirigido a hombres de más de 50 años que sienten que han perdido energía, y quieren volver a rendir en sus trabajos como antes, a realizar entrenamientos físicos y mentales para que puedan recuperar su vitalidad y se sientan menos cansados al final del día.

Todos estos ejemplos de elevator pitch tienen varios aspectos en común:

  • Resumen de forma concisa la actividad principal del negocio o proyecto.
  • Incluyen una presentación breve.
  • Transmiten la esencia del profesional o empresa.
  • Segmentan a la perfección a su público.
  • Se pueden exponer en menos de un minuto.

Pasos para definir tu Elevator Pitch en español

Crear un elevator pitch en español que enamore y persuada a tus potenciales clientes, te abrirá la puerta de nuevos mercados, audiencias, inversores, alianzas… Por ello, es especialmente importante conocer los pasos que debes dar para redactarlo.

A continuación, encontrarás una propuesta de 4 pasos:

1) Define a tu público objetivo

Cuanto más específico seas en este punto, mejor conectarás con tu cliente ideal. Y es que si eres demasiado generalista, pasarás desapercibido, o como una solución más, ante él. Los aspectos más relevantes que deberías conocer de él son:

  • Datos demográficos
  • Características
  • Profesión
  • Estado civil
  • Nivel de consciencia acerca de tu oferta
  • Problema que tienen
  • Deseos que anhelan conseguir
  • Frustraciones
  • Preocupaciones
  • Habilidades

Con esta información, acotarás a tu audiencia y podrás lanzar un mensaje que impacte directo en la diana emocional y mental de la misma.

2) Detecta sus puntos de dolor

Lo más probable es que, del paso anterior, obtengas este tipo de información. Pero lo ideal es profundizar un poco más para entender qué problema tiene tu cliente ideal y cómo le hace sentir eso.

Un buen elevator pitch en español debe sintetizar en una frase esta información. Por lo que, si hay varios puntos de dolor, es recomendable resumirlos en uno, o destacar los más relevantes. Puedes encontrarlos en:

  • Redes sociales
  • Foros
  • Comunidades online
  • Comentarios en blogs y vídeos de YouTube
  • Testimonios de tiendas online
  • Encuestas que tú mismo realices

3) Identifica cuáles son sus deseos

Ahora es el turno de los deseos. Es decir, de aquello que quieren que tú les ayudes a conseguir. Aquí te recomiendo que sigas la técnica del “para qué”. Así llegarás a la última razón y casi siempre la más importante que les motiva a realizar una compra.

Por ejemplo imagina que tu cliente ideal es una persona que quiere perder peso. A eso deberías preguntarte, ¿para qué? Una posible cadena de respuestas podría ser esta:

  • Para verse mejor
  • Sentirse más ágil
  • Aliviar problemas de salud
  • Mejorar sus relaciones
  • Tener mejor calidad de vida

En definitiva el último deseo es el más relevante y el que más va resonar en su mente a la hora de tomar una decisión.

4) Plantea tu solución como profesional o empresa

Es decir, qué es lo que ofreces a tu cliente y qué resultados va a conseguir con ello. Piensa en los beneficios de tu producto o servicio, y únelos de forma coherente a ese deseo último y relevante que antes detectaste.

En esta parte sé breve, pero a la vez no te dejes nada importante atrás. Recuerda que las personas buscan soluciones claras, por lo que será aquí donde pongan todos sus sentidos en tu discurso. Aquí te dejo algunos trucos para redactarla:

  • Ayúdalos a imaginarse cómo se sentirían con ese problema resuelto.
  • Evita realizar promesas inalcanzables.
  • Ponte en la piel de tu público y emplea las palabras que están esperando oír.

Plantilla Elevator Pitch 

Con el objetivo de ponértelo aún más fácil y que, antes de que acabes de leer este post tengas tu discurso creado, en este párrafo te voy a compartir una herramienta muy valiosa; una plantilla de elevator pitch.

Con ella, solo tendrás que rellenar los campos marcados con XXX y, teniendo en cuenta los pasos anteriores, tendrás listo tu mensaje en cuestión de un par de minutos. Pero, te repito, antes de completar la plantilla, debes responder a las cuestiones anteriores.

Una vez tengas claras cada una de esas cuestiones, puedes pasar a rellenar esta plantilla:

Plantilla Elevator Pitch básica:

Hola, soy …. (NOMBRE, PROFESIÓN/CARGO). Ayudo a … (DESCRIPCIÓN CLIENTE IDEAL) que … (PROBLEMA A SOLUCIONAR) a …. (OBJETIVO A ALCANZAR) para que … (RESULTADO).

Pero esta no es la única plantilla que quiero presentarte. Y es que aunque la anterior es la más utilizada a la hora de crear un elevator pitch, existen otras que puedes usar según tus intereses. 

Concretamente, voy a mostrarte otras dos más; la primera está enfocada a generar curiosidad, y la segunda en llevar la contraria al sector. 

Plantillas extra para Elevator Pitch

Plantilla generadora de curiosidad:

Mi nombre es … (TU NOMBRE) y soy especialmente bueno … (AQUELLO POR LO QUE RE DIFERENCIAS DEL RESTO) Lo que quiere decir que … (RESULTADOS QUE AYUDAS A CONSEGUIR A TUS CLIENTES) Por eso, actualmente … (QUÉ ES LO QUE HACES) como … (PROFESIÓN QUE DESARROLLAS)

Para usar esta plantilla, deberás responderte a las siguientes preguntas:

¿Qué es lo que se te da mejor que a tu competencia?
¿Qué haces tú que ellos no?
¿Por qué te suelen felicitar tus clientes?

Ejemplo: Mi nombre es Silvia Delgado y soy especialmente buena detectando el valor diferencial de mis clientes. Lo que quiere decir que ayudo a personas que no son capaces de crear sus propuestas de valor, a sacar lo mejor de ellas y hacerlas únicas. Por eso, actualmente desarrollo estrategias de diferenciación como mentora de emprendedores.

Plantilla generadora de controversia:

Ayudo a … (PERFIL DE CLIENTE AL QUE TE DIRIGES) a … (PROBLEMA QUE SOLUCIONAS Y RESULTADOS QUE OFRECES) sin … (PRÁCTICA HABITUAL DE TU SECTOR)

Esta fórmula está especialmente diseñada para profesionales que les gusta crear sus propios métodos de trabajo y alejarse de los que usan el resto de personas. Para aplicarla, puedes responderte a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la práctica habitual de tu sector para solucionar el problema número 1 de tu cliente?
  • ¿De qué forma lo solucionas tú?

Ejemplo: Ayudo a empresas con presencia en internet y falta de visibilidad a captar la atención de su audiencia y crear una comunidad alrededor de su marca sin tener que invertir miles de euros en publicidad online.

La mejor receta para crear tu elevator pitch la encontrarás en la mente de tu cliente, conócelo a fondo y tendrás un discurso hecho a medida para él.

Ya tienes todo lo que necesitabas saber para crear un mensaje que cale en la mente de tu público y genere las expectativas que deseas para captar clientes. Solo te queda implementar cada una de las ideas y conceptos que te he dado para armarlo e interiorizarlo.

Así, la próxima vez que te encuentres con un posible cliente, ya sea en un ascensor, un networking, un supermercado, o cualquier otro lugar, y te pregunte qué haces, lo tendrás tan claro que con un minuto te sobrará tiempo para transmitir tu valor.

Últimos tuits

Un elevator pitch bien trabajado puede convertirse en tu mejor aliado a la hora de presentarte ante un posible cliente y explicarle cómo le puedes ayudar. Si eliges las palabras correctas, te acercará a él y te dará la autoridad necesaria para que vea en ti a ese profesional que tiene la solución a sus problemas.

También lo puedes usar para presentar tu oferta, un proyecto o cualquier idea que quieras compartir con otras personas. Básicamente te ayuda a sintetizar de forma clara en un par de frases el concepto de lo que quieres transmitir para facilitar su compresión.

Si nunca has creado uno, puede que necesites alguna orientación para empezar. Y en ese sentido, en este post vas a encontrar definidos los pasos que debes dar para redactarlo, una plantilla que te ayudará y algún ejemplo para inspirarte y evitar errores.

Un elevator pitch debe ser breve y conciso. Solo debe incluir la información precisa del proyecto, idea o negocio que quieres dar a conocer.
Plantilla para crear tu elevator pitch en tan solo 5 minutos #copywriting @Teresalbalv Clic para tuitear

¿Qué es un Elevator Pitch?

Un elevator pitch es un discurso que incluye la propuesta de valor de un profesional, negocio o proyecto, en el que se explica en qué consiste, y que no puede durar más de 60 segundos.

Recibe el nombre de elevator pitch porque lo ideal es que pueda exponerse en el tiempo que tarda un ascensor en realizar un trayecto de subida o bajada.

Se podría decir que tiene un triple objetivo:

  • Presentarte ante una empresa, profesional o cliente.
  • Darte a conocer a ti, o tus productos y servicios.
  • Despertar interés en la persona que te escucha.

De esta forma cabe la posibilidad de programar una reunión en la que podáis hablar más detenidamente sobre un posible acuerdo de trabajo.

Para llegar a esa situación, tu discurso debe contener una serie de puntos clave que, bien cohesionados, consiguen transmitir de forma clara y directa la esencia o corazón de tu proyecto. Estos puntos son los siguientes:

  • Quién eres y cómo te llamas.
  • A quién ayudas, es decir quién es tu cliente ideal.
  • A qué les ayudas.
  • Qué va a conseguir tu cliente a través de tus productos o servicios.

Y todo ello cargado de pasión, energía y confianza.

Ahora que sabes qué es elevator pitch, te animo a crear el tuyo. En los siguientes párrafos te explicaré cómo redactarlo y te mostraré algunos ejemplos que te servirán de guía.

Entendiendo el Elevator Pitch con un ejemplo

Para que aterrices la idea anterior y comprendas el proceso de creación, aquí tienes una serie de ejemplos de elevator pitch que pueden ayudarte a entender de forma práctica el interés de este recurso.

Ejemplo 1:

Soy Laura Blanco, ayudo a hombres y mujeres con sobrepeso que desean adquirir hábitos saludables y no saben por dónde empezar, a llevar una alimentación equilibrada y realizar rutinas de ejercicios sencillos en casa para que puedan tener mejor calidad de vida.

Ejemplo 2:

Somos “Aventureros por el mundo” una agencia de viajes que ayuda a jóvenes de entre 18 y 25 años que desean estudiar idiomas en el extranjero y necesitan apoyo en la organización de sus estancias, a encontrar los mejores y más económicos alojamientos, escuelas y medios de transporte para que puedan vivir una experiencia inolvidable y se traigan grandes aprendizajes.

Ejemplo 3:

Soy Rafael Torres y mi servicio de consultoría va dirigido a hombres de más de 50 años que sienten que han perdido energía, y quieren volver a rendir en sus trabajos como antes, a realizar entrenamientos físicos y mentales para que puedan recuperar su vitalidad y se sientan menos cansados al final del día.

Todos estos ejemplos de elevator pitch tienen varios aspectos en común:

  • Resumen de forma concisa la actividad principal del negocio o proyecto.
  • Incluyen una presentación breve.
  • Transmiten la esencia del profesional o empresa.
  • Segmentan a la perfección a su público.
  • Se pueden exponer en menos de un minuto.

Pasos para definir tu Elevator Pitch en español

Crear un elevator pitch en español que enamore y persuada a tus potenciales clientes te abrirá la puerta de nuevos mercados, audiencias, inversores, alianzas… Y por ello es especialmente importante conocer los pasos que debes dar para redactarlo. A continuación encontrarás una propuesta de 4 pasos.

1) Define a tu público objetivo

Cuanto más específico seas en este punto, mejor conectarás con tu cliente ideal. Y es que si eres demasiado generalista, pasarás desapercibido, o como una solución más, ante él. Los aspectos más relevantes que deberías conocer de él son:

  • Datos demográficos
  • Características
  • Profesión
  • Estado civil
  • Nivel de consciencia acerca de tu oferta
  • Problema que tienen
  • Deseos que anhelan conseguir
  • Frustraciones
  • Preocupaciones
  • Habilidades

Con esta información acotarás a tu audiencia y podrás lanzar un mensaje que impacte directo en la diana emocional y mental de la misma.

2) Detecta sus puntos de dolor

Lo más probable es que del paso anterior obtengas este tipo de información. Pero lo ideal es profundizar un poco más para entender qué problema tiene tu cliente ideal y cómo le hace sentir eso.

Un buen elevator pitch en español debe sintetizar en una frase esta información. Por lo que si hay varios puntos de dolor, es recomendable resumirlos en uno, o destacar los más relevantes. Puedes encontrarlos en:

  • Redes sociales
  • Foros
  • Comunidades online
  • Comentarios en blogs y vídeos de YouTube
  • Testimonios de tiendas online
  • Encuestas que tú mismo realices

3) Identifica cuáles son sus deseos

Ahora es el turno de los deseos. Es decir, de aquello que quieren que tú les ayudes a conseguir. Aquí te recomiendo que sigas la técnica del “para qué”. Así llegarás a la última razón y casi siempre la más importante que les motiva a realizar una compra.

Por ejemplo imagina que tu cliente ideal es una persona que quiere perder peso. A eso deberías preguntarte, ¿para qué? Una posible cadena de respuestas podría ser esta:

  • Para verse mejor
  • Sentirse más ágil
  • Aliviar problemas de salud
  • Mejorar sus relaciones
  • Tener mejor calidad de vida

En definitiva el último deseo es el más relevante y el que más va resonar en su mente a la hora de tomar una decisión.

4) Plantea tu solución como profesional o empresa

Es decir, qué es lo que ofreces a tu cliente y qué resultados va a conseguir con ello. Piensa en los beneficios de tu producto o servicio y únelos de forma coherente a ese deseo último y relevante que antes detectaste.

En esta parte sé breve, pero a la vez no te dejes nada importante atrás. Recuerda que las personas buscan soluciones claras, por lo que será aquí donde pongan todos sus sentidos en tu discurso. Aquí te dejo algunos trucos para redactarla:

  • Ayúdalos a imaginarse cómo se sentirían con ese problema resuelto.
  • Evita realizar promesas inalcanzables.
  • Ponte en la piel de tu público y emplea las palabras que están esperando oír.

Plantilla Elevator Pitch

Con el objetivo de ponértelo aún más fácil y que, antes de que acabes de leer este post tengas tu discurso creado, en este párrafo te voy a compartir una herramienta muy valiosa: elevator pitch plantilla.

Con ella solo tendrás que rellenar los campos marcados con XXX y, teniendo en cuenta los pasos anteriores, tendrás listo tu mensaje en cuestión de un par de minutos. Pero, te repito, antes de completar la plantilla, debes responder a las cuestiones anteriores.

Una vez tengas claras cada una de esas cuestiones, puedes pasar a rellenar esta plantilla:

Plantilla Elevator Pitch básica:

Hola, soy …. (NOMBRE, PROFESIÓN/CARGO). Ayudo a … (DESCRIPCIÓN CLIENTE IDEAL) que … (PROBLEMA A SOLUCIONAR) a …. (OBJETIVO A ALCANZAR) para que … (RESULTADO).

Pero esta no es la única plantilla que quiero presentarte. Y es que aunque la anterior es la más utilizada a la hora de crear un elevator pitch, existen otras que puedes usar según tus intereses. 

Concretamente, voy a mostrarte otras dos más; la primera está enfocada a generar curiosidad, y la segunda en llevar la contraria al sector. 

Plantillas extra para Elevator Pitch

Plantilla generadora de curiosidad:

Mi nombre es … (TU NOMBRE) y soy especialmente bueno … (AQUELLO POR LO QUE RE DIFERENCIAS DEL RESTO) Lo que quiere decir que … (RESULTADOS QUE AYUDAS A CONSEGUIR A TUS CLIENTES) Por eso, actualmente … (QUÉ ES LO QUE HACES) como … (PROFESIÓN QUE DESARROLLAS)

Para usar esta plantilla, deberás responderte a las siguientes preguntas:

¿Qué es lo que se te da mejor que a tu competencia?
¿Qué haces tú que ellos no?
¿Por qué te suelen felicitar tus clientes?

Ejemplo: Mi nombre es Silvia Delgado y soy especialmente buena detectando el valor diferencial de mis clientes. Lo que quiere decir que ayudo a personas que no son capaces de crear sus propuestas de valor, a sacar lo mejor de ellas y hacerlas únicas. Por eso, actualmente desarrollo estrategias de diferenciación como mentora de emprendedores.

Plantilla generadora de controversia:

Ayudo a … (PERFIL DE CLIENTE AL QUE TE DIRIGES) a … (PROBLEMA QUE SOLUCIONAS Y RESULTADOS QUE OFRECES) sin … (PRÁCTICA HABITUAL DE TU SECTOR)

Esta fórmula está especialmente diseñada para profesionales que les gusta crear sus propios métodos de trabajo y alejarse de los que usan el resto de personas. Para aplicarla, puedes responderte a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la práctica habitual de tu sector para solucionar el problema número 1 de tu cliente?
  • ¿De qué forma lo solucionas tú?

Ejemplo: Ayudo a empresas con presencia en internet y falta de visibilidad a captar la atención de su audiencia y crear una comunidad alrededor de su marca sin tener que invertir miles de euros en publicidad online.

La mejor receta para crear tu elevator pitch la encontrarás en la mente de tu cliente, conócelo a fondo y tendrás un discurso hecho a medida para él.

Ya tienes todo lo que necesitabas saber para crear un mensaje que cale en la mente de tu público y genere las expectativas que deseas para captar clientes.

Solo te queda implementar cada una de las ideas y conceptos que te he dado para armarlo e interiorizarlo. Así la próxima vez que te encuentres con un posible cliente, ya sea en un ascensor, un networking, un supermercado, o cualquier otro lugar, y te pregunte qué haces, lo tendrás tan claro que con un minuto te sobrará tiempo para transmitir tu valor.