cómo redactar email de bienvenida

Uno de los objetivos de la mayoría de estrategias online es que el público facilite su email y entre a formar parte de la lista de suscriptores. De hecho, es un punto especialmente relevante, porque es en ese momento cuando inician el descenso por las diferentes etapas del embudo de venta hasta convertirse en clientes.

Antes de que eso suceda, cada usuario necesita adquirir un determinado nivel de consciencia, aumentar la confianza que tienen en ti y en tu oferta, asegurarse de que dominas el tema que tratas a la perfección y tener garantías de que tú les podrás ayudar a solucionar sus problemas.

Es decir, antes de sacar su tarjeta necesitan establecer una relación contigo. Y el punto de inicio de todo ello es el email de bienvenida.

A través del email de bienvenida podrás comenzar con buen pie la relación con tus nuevos suscriptores para que pasen a tu lista de posibles clientes.

Dada su importancia, en este artículo te quiero contar cómo redactar un correo de bienvenida que cause buena impresión y te daré algunos ejemplos y una plantilla para que puedas guiarte.

Tipos de email de bienvenida, tips, ejemplos y plantillas Clic para tuitear

Tipos de email de bienvenida

Un email de bienvenida es el primer correo que una persona recibe tras suscribirse a tu lista, después del doble opt-in y cualquier otro proceso de verificación que tengas para confirmar su suscripción a tu base de datos.

Aunque ya te siga en redes sociales o haya consumido contenido tuyo, será la primera vez que hables con él personalmente, y a través de una vía privada como es el buzón de su correo electrónico.

Esta primera toma de contacto puede adoptar diferentes formas, tantas como tipos de emails de bienvenida te muestro a continuación:

  • Informativo. En este correo debes incluir una breve descripción sobre quién eres, qué ofreces, con qué tipo de clientes trabajas y qué beneficios aportas con tu solución. Es importante que menciones qué tipo de emails va a recibir el usuario de aquí en adelante y con qué periodicidad.
  • Educativo. Tu primera conversación con un nuevo suscriptor también puede estar basada en un contenido de valor que le ayude a resolver de forma inmediata uno de sus dolores. Lo más probable es que el usuario se quede con ganas de más y esté atento a tus próximos correos.
  • Comercial. Aquí el objetivo es conseguir una venta ya desde el primer contacto vía email (normalmente tras una comunicación anterior por otra vía). Y, para ello, lo más recomendable es que incluyas un descuento de bienvenida por tiempo limitado para motivarlos a tomar acción rápida.
  • Personal. Una forma de lograr la conexión con tus suscriptores es compartiendo tu historia personal. Algunos de ellos, incluso la mayoría, se sentirán identificados contigo. Y es que lo más probable es que estén pasando por situaciones que tú ya viviste y que lograste superar.

También puedes combinar varios de ellos y crear el tuyo propio. No obstante, sea cual sea el tipo de email de bienvenida que vayas a usar, para sacarle el máximo provecho, recuerda:

  • Dar las gracias al usuario por haberse suscrito a tu lista y confiar en ti.
  • Cargar de energía y entusiasmo tus palabras y expresiones.
  • Presentarte oficialmente. Aquí puedes usar tu elevator pitch.
  • Informar sobre las diferentes vías de contacto que tienes disponibles.
  • Añadir una llamada a la acción claramente definida.

Email de bienvenida vs email comercial: Ejemplos

En los dos extremos de la balanza tenemos el email educativo, en el que das contenido de valor de forma gratuita, y el email comercial, en el que el objetivo es que tu suscriptor realice una primera compra (aunque sea de bajo coste).

En ese sentido, el enfoque que deberías darle a uno y otro varía:

  • En el email educativo la conversación está alineada en compartir información sin una transacción económica de por medio.
  • En el email comercial el objetivo es animar al suscriptor a sacar su tarjeta de crédito desde el momento inicial.

Para ver claramente la diferencia entre ambos, vamos a ver un par de ejemplos de email comercial y email educativo.

Cómo redactar un email de bienvenida

Ya sea que estés redactando un email de bienvenida a una empresa o a un  cliente individual, existe un listado de imprescindibles que no pueden faltar en la estructura de cada uno de ellos.

Podemos resumirlos en 4 y, cada uno de ellos por separado contribuye a que tus emails de bienvenida sean más efectivos y, en su conjunto, a mejorar los resultados del envío. Te los muestro a continuación:

  • Redacta un asunto cargado de curiosidad. De esa forma captarás la atención de tus usuarios.
  • Ve al grano en tus comunicados. Evita divagar en tu mensaje y aburrir al suscriptor con temas que no vienen al caso.
  • Añade un extra de persuasión. Aplicando técnicas de email copywriting, conseguirás empatizar con el suscriptor y guiarlo hacia la toma de acción.
  • Dirígete de forma cercana. Muéstrate natural y haz ver que están hablando con una persona, no con un robot o un ente empresarial impersonal.

Sin embargo, dependiendo de si estás escribiendo un email de bienvenida a un cliente, o a una empresa, existen diferentes tips que debes tener en cuenta.

Email de bienvenida a un cliente

Si vas a preparar un email de bienvenida a un cliente, lo primero que debes considerar es que te estás dirigiendo a una persona, no a una organización o compañía.

Este concepto influirá en el tono de voz empleado, que deberá ser más cercano y empático, así como en la calidez de tu mensaje.

Algunos aspectos que te pueden ayudar a conseguirlo son los siguientes:

  • Emplea un estilo conversacional. Imagina que tienes a tu cliente delante y redacta la conversación que tendrías con él cara a cara.
  • Evita tecnicismos. No es el momento de ponerse la capa de experto. De hecho, puedes ponértela ayudando de verdad, pero no con un lenguaje técnico.
  • No te extiendas demasiado. Este email de bienvenida es solo una toma de contacto, ya tendrás tiempo de darle más información.
  • Escribe de tú a tú. Usa la segunda persona del singular para dirigirte a tu cliente. Que sienta que realmente te está dirigiendo a él.
  • Muéstrate dispuesto a ayudar. Haz que la persona que lee tu email no se sienta sola en su proceso de transformación. Bríndale apoyo.
  • Convierte a tu cliente en el protagonista del email. Hazle sentir que es importante para ti y que te preocupas por él.
  • Crea un email escaneable. Es decir, con párrafos cortos agradables de leer, en los que se pueda encontrar rápidamente lo que busca.

Email de bienvenida a una empresa

En el caso de que vayas a escribir un email de bienvenida a una empresa, el tono de voz debe ser más formal y el enfoque más generalista. Pero, aún así, no se puede perder la calidez del mensaje ni colocar barreras que te alejen de ella.

Escribir en un tono más formal, no es sinónimo de ser distante.

Aquí tienes algunos consejos que puedes seguir:

  • Pon el foco en las preocupaciones de una empresa. Háblales sobre cómo podrán maximizar su beneficio con tu ayuda, optimizar el tiempo o mejorar el trabajo en equipo.
  • Aporta contenido específico. Por ejemplo, algún producto o servicio que tengas dirigido a empresas o un contenido de valor.
  • Sé breve. Como te decía en el primer punto, uno de los mayores intereses de una empresa es optimizar su tiempo, por ese motivo escríbele un mensaje claro y en pocas palabras.
  • Usa la segunda persona del plural. Visualiza a la empresa como un conjunto de personas y habla para todas ellas.
  • Pon especial énfasis en los resultados. A la mayoría lo que les interesa es ver resultados. Le da igual el camino, solo quieren que estos sean los mejores.

Plantilla para email de bienvenida

Normalmente, cuando una persona deja su correo en un formulario es porque va a recibir algo a cambio: un ebook, un curso gratuito, un vídeo, una master class… En definitiva, un contenido de valor sea en el formato que sea.

Te cuento esto, porque es un punto importante a tener en cuenta en el email de bienvenida que vas a enviar. Y es que debes hacer alusión a ese material e incluirlo.

Sabiendo esto, aquí te dejo una plantilla de correo de bienvenida que puedes usar hoy mismo para crear el tuyo. Te aconsejo personalizarla, según tu mercado, tipo de cliente ideal, tono de voz… pero en líneas generales solo tendrás que rellenar los huecos marcados.

Asunto: Aquí tienes tu [lead magnet]

Hola [nombre], Soy [breve presentación: nombre y qué haces].

En primer lugar, quiero darte las gracias por el tiempo dedicado en rellenar mi formulario.

Has dado un paso importante para [resultado]. A lo largo de los próximos días, voy a compartir contigo… [contenidos que vayas a compartir en la fase de generar confianza].

Por otro lado, cada [frecuencia de envío] recibirás mi newsletter, en la que te enviaré [contenido de la misma].

También puedes visitar mi blog (si lo tienes) para consultar [temas que se traten en el blog]. Y, si lo deseas, puedes seguirme en [perfiles de redes sociales] para estar al día de todas mis novedades.

Pero mientras todo eso ocurre, aquí tienes lo prometido. He creado este [tipo de lead magnet] para [promesa del lead magnet]. De esta forma, quiero ayudarte a [promesa del negocio].

Botón: Haz clic aquí para acceder a [lead magnet].

Un abrazo,

[nombre]

Te en cuenta que antes hablamos que hay diferentes tipos de emails. Por tanto, esta plantilla podría encajar muy bien para un email de bienvenida de tipo informativo o educativo (por el contenido de valor que añades).

Piensa que al no tener a tu público frente a frente, no puedes mostrarle tus gestos, predisposición, posturas, actitud, expresiones faciales… esta primera impresión vendrá dada por las palabras y cómo las empleas para dirigirte a una persona o empresa.

Y con todo esto, ahora te pregunto… ¿das al email de bienvenida la importancia que se merece? ¡Te leo en comentarios!

Últimos tuits

Uno de los objetivos de la mayoría de estrategias online es que el público facilite su email y entre a formar parte de la lista de suscriptores. De hecho, es un punto especialmente relevante, porque es en ese momento cuando inician el descenso por las diferentes etapas del embudo de venta hasta convertirse en clientes.

Antes de que eso suceda, cada usuario necesita adquirir un determinado nivel de consciencia, aumentar la confianza que tienen en ti y en tu oferta, asegurarse de que dominas el tema que tratas a la perfección y tener garantías de que tú les podrás ayudar a solucionar sus problemas.

Es decir, antes de sacar su tarjeta necesitan establecer una relación contigo. Y el punto de inicio de todo ello es el email de bienvenida.

A través del email de bienvenida podrás comenzar con buen pie la relación con tus nuevos suscriptores para que pasen a tu lista de posibles clientes.

Dada su importancia, en este artículo te quiero contar cómo redactar un correo de bienvenida que cause buena impresión y te daré algunos ejemplos y una plantilla para que puedas guiarte.

Tipos de email de bienvenida, tips, ejemplos y plantillas Clic para tuitear

Tipos de email de bienvenida

Un email de bienvenida es el primer correo que una persona recibe tras suscribirse a tu lista, después del doble opt-in y cualquier otro proceso de verificación que tengas para confirmar su suscripción a tu base de datos.

Aunque ya te siga en redes sociales o haya consumido contenido tuyo, será la primera vez que hables con él personalmente, y a través de una vía privada como es el buzón de su correo electrónico.

Esta primera toma de contacto puede adoptar diferentes formas, tantas como tipos de emails de bienvenida te muestro a continuación:

  • Informativo. En este correo debes incluir una breve descripción sobre quién eres, qué ofreces, con qué tipo de clientes trabajas y qué beneficios aportas con tu solución. Es importante que menciones qué tipo de emails va a recibir el usuario de aquí en adelante y con qué periodicidad.
  • Educativo. Tu primera conversación con un nuevo suscriptor también puede estar basada en un contenido de valor que le ayude a resolver de forma inmediata uno de sus dolores. Lo más probable es que el usuario se quede con ganas de más y esté atento a tus próximos correos.
  • Comercial. Aquí el objetivo es conseguir una venta ya desde el primer contacto vía email (normalmente tras una comunicación anterior por otra vía). Y, para ello, lo más recomendable es que incluyas un descuento de bienvenida por tiempo limitado para motivarlos a tomar acción rápida.
  • Personal. Una forma de lograr la conexión con tus suscriptores es compartiendo tu historia personal. Algunos de ellos, incluso la mayoría, se sentirán identificados contigo. Y es que lo más probable es que estén pasando por situaciones que tú ya viviste y que lograste superar.

También puedes combinar varios de ellos y crear el tuyo propio. No obstante, sea cual sea el tipo de email de bienvenida que vayas a usar, para sacarle el máximo provecho, recuerda:

  • Dar las gracias al usuario por haberse suscrito a tu lista y confiar en ti.
  • Cargar de energía y entusiasmo tus palabras y expresiones.
  • Presentarte oficialmente. Aquí puedes usar tu elevator pitch.
  • Informar sobre las diferentes vías de contacto que tienes disponibles.
  • Añadir una llamada a la acción claramente definida.

Email de bienvenida vs email comercial: Ejemplos

En los dos extremos de la balanza tenemos el email educativo, en el que das contenido de valor de forma gratuita, y el email comercial, en el que el objetivo es que tu suscriptor realice una primera compra (aunque sea de bajo coste).

En ese sentido, el enfoque que deberías darle a uno y otro varía:

  • En el email educativo la conversación está alineada en compartir información sin una transacción económica de por medio.
  • En el email comercial el objetivo es animar al suscriptor a sacar su tarjeta de crédito desde el momento inicial.

Para ver claramente la diferencia entre ambos, vamos a ver un par de ejemplos de email comercial y email educativo.

Cómo redactar un email de bienvenida

Ya sea que estés redactando un email de bienvenida a una empresa o a un  cliente individual, existe un listado de imprescindibles que no pueden faltar en la estructura de cada uno de ellos.

Podemos resumirlos en 4 y, cada uno de ellos por separado contribuye a que tus emails de bienvenida sean más efectivos y, en su conjunto, a mejorar los resultados del envío. Te los muestro a continuación:

  • Redacta un asunto cargado de curiosidad. De esa forma captarás la atención de tus usuarios.
  • Ve al grano en tus comunicados. Evita divagar en tu mensaje y aburrir al suscriptor con temas que no vienen al caso.
  • Añade un extra de persuasión. Aplicando técnicas de email copywriting, conseguirás empatizar con el suscriptor y guiarlo hacia la toma de acción.
  • Dirígete de forma cercana. Muéstrate natural y haz ver que están hablando con una persona, no con un robot o un ente empresarial impersonal.

Sin embargo, dependiendo de si estás escribiendo un email de bienvenida a un cliente, o a una empresa, existen diferentes tips que debes tener en cuenta.

Email de bienvenida a un cliente

Si vas a preparar un email de bienvenida a un cliente, lo primero que debes considerar es que te estás dirigiendo a una persona, no a una organización o compañía.

Este concepto influirá en el tono de voz empleado, que deberá ser más cercano y empático, así como en la calidez de tu mensaje.

Algunos aspectos que te pueden ayudar a conseguirlo son los siguientes:

  • Emplea un estilo conversacional. Imagina que tienes a tu cliente delante y redacta la conversación que tendrías con él cara a cara.
  • Evita tecnicismos. No es el momento de ponerse la capa de experto. De hecho, puedes ponértela ayudando de verdad, pero no con un lenguaje técnico.
  • No te extiendas demasiado. Este email de bienvenida es solo una toma de contacto, ya tendrás tiempo de darle más información.
  • Escribe de tú a tú. Usa la segunda persona del singular para dirigirte a tu cliente. Que sienta que realmente te está dirigiendo a él.
  • Muéstrate dispuesto a ayudar. Haz que la persona que lee tu email no se sienta sola en su proceso de transformación. Bríndale apoyo.
  • Convierte a tu cliente en el protagonista del email. Hazle sentir que es importante para ti y que te preocupas por él.
  • Crea un email escaneable. Es decir, con párrafos cortos agradables de leer, en los que se pueda encontrar rápidamente lo que busca.

Email de bienvenida a una empresa

En el caso de que vayas a escribir un email de bienvenida a una empresa, el tono de voz debe ser más formal y el enfoque más generalista. Pero, aún así, no se puede perder la calidez del mensaje ni colocar barreras que te alejen de ella.

Escribir en un tono más formal, no es sinónimo de ser distante.

Aquí tienes algunos consejos que puedes seguir:

  • Pon el foco en las preocupaciones de una empresa. Háblales sobre cómo podrán maximizar su beneficio con tu ayuda, optimizar el tiempo o mejorar el trabajo en equipo.
  • Aporta contenido específico. Por ejemplo, algún producto o servicio que tengas dirigido a empresas o un contenido de valor.
  • Sé breve. Como te decía en el primer punto, uno de los mayores intereses de una empresa es optimizar su tiempo, por ese motivo escríbele un mensaje claro y en pocas palabras.
  • Usa la segunda persona del plural. Visualiza a la empresa como un conjunto de personas y habla para todas ellas.
  • Pon especial énfasis en los resultados. A la mayoría lo que les interesa es ver resultados. Le da igual el camino, solo quieren que estos sean los mejores.

Plantilla para email de bienvenida

Normalmente, cuando una persona deja su correo en un formulario es porque va a recibir algo a cambio: un ebook, un curso gratuito, un vídeo, una master class… En definitiva, un contenido de valor sea en el formato que sea.

Te cuento esto, porque es un punto importante a tener en cuenta en el email de bienvenida que vas a enviar. Y es que debes hacer alusión a ese material e incluirlo.

Sabiendo esto, aquí te dejo una plantilla de correo de bienvenida que puedes usar hoy mismo para crear el tuyo. Te aconsejo personalizarla, según tu mercado, tipo de cliente ideal, tono de voz… pero en líneas generales solo tendrás que rellenar los huecos marcados.

Asunto: Aquí tienes tu [lead magnet]

Hola [nombre], Soy [breve presentación: nombre y qué haces].

En primer lugar, quiero darte las gracias por el tiempo dedicado en rellenar mi formulario.

Has dado un paso importante para [resultado]. A lo largo de los próximos días, voy a compartir contigo… [contenidos que vayas a compartir en la fase de generar confianza].

Por otro lado, cada [frecuencia de envío] recibirás mi newsletter, en la que te enviaré [contenido de la misma].

También puedes visitar mi blog (si lo tienes) para consultar [temas que se traten en el blog]. Y, si lo deseas, puedes seguirme en [perfiles de redes sociales] para estar al día de todas mis novedades.

Pero mientras todo eso ocurre, aquí tienes lo prometido. He creado este [tipo de lead magnet] para [promesa del lead magnet]. De esta forma, quiero ayudarte a [promesa del negocio].

Botón: Haz clic aquí para acceder a [lead magnet].

Un abrazo,

[nombre]

Te en cuenta que antes hablamos que hay diferentes tipos de emails. Por tanto, esta plantilla podría encajar muy bien para un email de bienvenida de tipo informativo o educativo (por el contenido de valor que añades).

Piensa que al no tener a tu público frente a frente, no puedes mostrarle tus gestos, predisposición, posturas, actitud, expresiones faciales… esta primera impresión vendrá dada por las palabras y cómo las empleas para dirigirte a una persona o empresa.

Y con todo esto, ahora te pregunto… ¿das al email de bienvenida la importancia que se merece? ¡Te leo en comentarios!