cambiar las palabras de un texto con tus propias palabras, reescribir o parafrasear

¿Alguna vez has tenido la tentación de utilizar frases y contenidos que no son tuyos? O, tal vez, te suelas quedar en blanco pensando cómo reeditar una frase o párrafo para completar un contenido propio.

Espero que no hayas sucumbido a este oscuro deseo, optando en su lugar por cambiar las palabras de un texto y darle un nuevo aire, pues este tipo de prácticas afectan de forma negativa a la reputación online de una marca y, además, perjudica al SEO o posicionamiento en buscadores.

La reedición de un texto debe seguir pautas éticas que se rijan por la calidad, el valor y el respeto al público que lo va a leer.

Por ello, te recomiendo conocer técnicas o estrategias para cambiar el orden de las palabras y, así, utilizar un texto ya existente para un nuevo fin.

Si eres de los que apuesta por la calidad de los contenidos y huye de información duplicada, lo tuyo es aprender a reescribir o parafrasear.

¡Revisa los tips que comparto en este post y descubre cómo conseguirlo!

Conoce buenas prácticas para parafrasear y reescribir contenido sin correr el riesgo de sólo compartir información duplicada Clic para tuitear

¿Por qué cambiar las palabras de un texto?

La necesidad de cambiar el orden de las palabras en un texto, reescribir o parafrasear está presente en infinidad de situaciones. Pero sin duda donde es más habitual es en el marketing de contenidos o áreas que se dediquen a la creación de material pedagógico.

Aquí están algunas de las razones que nos llevan a ello:

Curar contenido

Una de las razones por las que te puedes plantear reeditar un texto, es que estés trabajando la curación de tus contenidos o cuentes con un curador de contenidos digitales

Recuerda que… La curación de contenidos digitales se basa en realizar extracciones que puedan resultar de interés o que sean relevantes, aplicarles un nuevo formato que sea atractivo y compartirlas con una audiencia.

Lo ideal es que a la hora de utilizar el contenido no se haga un copy paste de la información original, sino que se opte por cambiar el texto a tus propias palabras y se le dé un toque nuevo que capte la atención del público.

Evitar canibalización de contenidos en un dominio

Uno de los efectos que más pueden dañar al posicionamiento de una web es la canibalización SEO. Esta consiste en la creación de diferentes URL dentro de un mismo sitio web con una misma palabra clave para posicionarse.

Si tienes varias páginas de una misma web indexadas en Google con la misma keyword, lo que ocurrirá es que en lugar de ganar posicionamiento, restarás. Y finalmente ninguna de ellas quedará bien posicionada.

Reutilizar datos relevantes ya publicados por terceros

Esto es una práctica a la que acuden la mayoría de los creadores de contenido. A no ser que sean expertos en el tema sobre el que están redactando.

Si es tu caso, usa esta información como fuente de inspiración, pero nunca copies o plagies un contenido que no es tuyo.

La línea que separa la inspiración del plagio, es la que marca la diferencia y la ética profesional.

Piensa que el plagio de contenidos consiste en reproducir de forma literal la obra de otros atribuyéndose la autoría, mientras que la inspiración es un modo de utilizar una información para continuar aportando valor al mundo.

Reescribe de forma original y, sobre todo, ten siempre a mano un plan de contenidos repleto de ideas para que puedas ir ejecutando diariamente.

Para tener siempre contenido que reescribir de forma original, puede ayudarte leer:Cómo lanzar ya tu plan de contenidos (en redes sociales o donde quieras)

Reciclar contenidos propios

Reciclar contenidos puede ser  un modo eficaz de posicionar aquellos que en el momento en el que se publicaron no lo lograron, o que han quedado olvidados entre la infinidad de post que acumulas.

En este sentido, tenemos dos formas básicas de reciclar contenidos:

  1. Añadir contenido aportando valor extra a uno ya publicado.
  2. Utilizar información que tenemos para crear nuevo contenido más fresco.

En este último caso, se hace necesario cambiar las palabras de un texto para no crear contenido duplicado, pues recuerda que esto puede afectar incluso dentro de una misma web a causa de la canibalización de palabras clave.

Cómo cambiar un texto a tus propias palabras

A continuación, te voy a mostrar algunas de las mejores técnicas manuales que existen de redacción y/o curación para cambiar las palabras de un texto y conseguir que este suene natural, original y creativo.

¡Aplica estas ideas para captar la atención de tu audiencia con contenido de alto valor!

Uso de sinónimos

El uso de sinónimos nos ayuda a cambiar las palabras de un texto por otras que vienen a decir lo mismo, pero evitan duplicidad de contenido.

Lo ideal es que, además de añadir sinónimos, revisemos la estructura de la frase e intentemos redactarla para aportar originalidad.

Una de las mejores herramientas que puedes emplear para ello es WordReference. Es gratuita, y en solo un click tendrás a tu alcance varios sinónimos para cualquier palabra que necesites.

Conceptualizar nuevas ideas

Existen muchos modos de explicar un mismo concepto bajo diferentes perspectivas. Para conceptualizar nuevas ideas, solo tienes que retener el concepto que quieres transmitir e intentar explicarlo con tus propias palabras.

Para ello, escríbelo tal y como se te venga a la cabeza, luego podrás editarlo, corregir errores y pulir los detalles. Como resultado tendrás una nueva frase que podrás utilizar sin riesgo de plagio.

Apostar por la lectura

Leer es una forma de enriquecer tu vocabulario, adquirir nuevos conocimientos, desarrollar la creatividad… Y esto a la hora de escribir es un punto muy favorecedor.

Te recomiendo leer blogs de temáticas similares para la que creas contenido. Así, cuando tengas que redactar alguno de ellos, tendrás toda la información en tu mente y no existirá de copiar ni una sola palabra (ni consciente ni inconscientemente).

Anotar conceptos clave

Hay personas que en lugar de consultar bibliografía o una información extensa sobre algo, prefieren anotar los conceptos clave que desean incluir en sus contenidos y desarrollarlos con sus propias palabras.

Con esta técnica, que funciona especialmente bien para personas que trabajan bien con información esquemática, no tendrás ni siquiera que cambiar las palabras de un texto, serán totalmente nuevas.

Acortar frases

¿Y por qué no pruebas a partir los párrafos más grandes en frases pequeñas? Intenta crear frases cortas a partir de otras más largas. Revisa su estructura, dale un sentido propio y tendrás un nuevo texto listo para compartir.

Cambiar el orden de las palabras

En muchas ocasiones, con el fin de parafrasear un texto basta con cambiar el orden de las palabras. Eso sí, esta técnica te la recomiendo siempre y cuando se trate de contenido propio (nunca de terceros).

*En caso de que sean contenidos de otra marca, debes tener cuidado. Porque existe el riesgo de que el resultado sea muy similar al original. Y esto será un factor en contra.

Redefinir conceptos

Volver a definir un término o tema que quieras explicar, te ayudará a facilitar su comprensión y a contar con un texto totalmente nuevo.

Te aconsejo que, a la hora de redefinir, apuestes por lo simple. Haz una explicación más detallada pero más fácil de comprender para aportar verdadero valor.

Páginas o apps para cambiar palabras de un texto

Hasta ahora hemos hablado sobre técnicas manuales para cambiar las palabras de un texto o reescribir, pero también existen algunas herramientas que hacen el trabajo por ti de forma automática.

Aunque para mí no hay nada como la propia creatividad humana para redactar y reescribir contenido de forma original, aquí tienes un breve listado de páginas para cambiar las palabras de un texto:

  • Spinea.me. Se basa únicamente en sustituir determinadas palabras del texto por sinónimos. Se puede usar de forma gratuita.
  • Reformulator. Esta aplicación para cambiar las palabras de un texto, interpreta cada uno de los párrafos del mismo y entrega una versión parafraseada.
  • Smodin. Está pensada para textos cortos o únicamente párrafos de un contenido, y sirve para reescribir cualquier texto que necesites.
  • Paraphrase.online. Esta otra aplicación para cambiar palabras de un texto, va más allá del uso de sinónimos. Es gratis y muy fácil de usar.
  • Preposteo. Y, por último, al igual que con las herramientas anteriores, esta permite añadir un texto original y en pocos segundos te devuelve una copia reeditada lista para usar.

Como ves, tienes muchas opciones para evitar caer en la tentación de copiar contenido de otros, o incluso tuyo, y no dañar tu imagen y posicionamiento.

Usar el modo manual o el automatizado depende de tus preferencias y de la calidad que exijas al texto reescrito. No obstante, uses la que uses, siempre es conveniente darle un último vistazo personalmente y ajustar detalles.

Últimos tuits

¿Alguna vez has tenido la tentación de utilizar frases y contenidos que no son tuyos? O, tal vez, te suelas quedar en blanco pensando cómo reeditar una frase o párrafo para completar un contenido propio.

Espero que no hayas sucumbido a este oscuro deseo, optando en su lugar por cambiar las palabras de un texto y darle un nuevo aire, pues este tipo de prácticas afectan de forma negativa a la reputación online de una marca y, además, perjudica al SEO o posicionamiento en buscadores.

La reedición de un texto debe seguir pautas éticas que se rijan por la calidad, el valor y el respeto al público que lo va a leer.

Por ello, te recomiendo conocer técnicas o estrategias para cambiar el orden de las palabras y, así, utilizar un texto ya existente para un nuevo fin.

Si eres de los que apuesta por la calidad de los contenidos y huye de información duplicada, lo tuyo es aprender a reescribir o parafrasear.

¡Revisa los tips que comparto en este post y descubre cómo conseguirlo!

Conoce buenas prácticas para parafrasear y reescribir contenido sin correr el riesgo de sólo compartir información duplicada Clic para tuitear

¿Por qué cambiar las palabras de un texto?

La necesidad de cambiar el orden de las palabras en un texto, reescribir o parafrasear está presente en infinidad de situaciones. Pero sin duda donde es más habitual es en el marketing de contenidos o áreas que se dediquen a la creación de material pedagógico.

Aquí están algunas de las razones que nos llevan a ello:

Curar contenido

Una de las razones por las que te puedes plantear reeditar un texto, es que estés trabajando la curación de tus contenidos o cuentes con un curador de contenidos digitales

Recuerda que… La curación de contenidos digitales se basa en realizar extracciones que puedan resultar de interés o que sean relevantes, aplicarles un nuevo formato que sea atractivo y compartirlas con una audiencia.

Lo ideal es que a la hora de utilizar el contenido no se haga un copy paste de la información original, sino que se opte por cambiar el texto a tus propias palabras y se le dé un toque nuevo que capte la atención del público.

Evitar canibalización de contenidos en un dominio

Uno de los efectos que más pueden dañar al posicionamiento de una web es la canibalización SEO. Esta consiste en la creación de diferentes URL dentro de un mismo sitio web con una misma palabra clave para posicionarse.

Si tienes varias páginas de una misma web indexadas en Google con la misma keyword, lo que ocurrirá es que en lugar de ganar posicionamiento, restarás. Y finalmente ninguna de ellas quedará bien posicionada.

Reutilizar datos relevantes ya publicados por terceros

Esto es una práctica a la que acuden la mayoría de los creadores de contenido. A no ser que sean expertos en el tema sobre el que están redactando.

Si es tu caso, usa esta información como fuente de inspiración, pero nunca copies o plagies un contenido que no es tuyo.

La línea que separa la inspiración del plagio, es la que marca la diferencia y la ética profesional.

Piensa que el plagio de contenidos consiste en reproducir de forma literal la obra de otros atribuyéndose la autoría, mientras que la inspiración es un modo de utilizar una información para continuar aportando valor al mundo.

Reescribe de forma original y, sobre todo, ten siempre a mano un plan de contenidos repleto de ideas para que puedas ir ejecutando diariamente.

Para tener siempre contenido que reescribir de forma original, puede ayudarte leer:Cómo lanzar ya tu plan de contenidos (en redes sociales o donde quieras)

Reciclar contenidos propios

Reciclar contenidos puede ser  un modo eficaz de posicionar aquellos que en el momento en el que se publicaron no lo lograron, o que han quedado olvidados entre la infinidad de post que acumulas.

En este sentido, tenemos dos formas básicas de reciclar contenidos:

  1. Añadir contenido aportando valor extra a uno ya publicado.
  2. Utilizar información que tenemos para crear nuevo contenido más fresco.

En este último caso, se hace necesario cambiar las palabras de un texto para no crear contenido duplicado, pues recuerda que esto puede afectar incluso dentro de una misma web a causa de la canibalización de palabras clave.

Cómo cambiar un texto a tus propias palabras

A continuación, te voy a mostrar algunas de las mejores técnicas manuales que existen de redacción y/o curación para cambiar las palabras de un texto y conseguir que este suene natural, original y creativo.

¡Aplica estas ideas para captar la atención de tu audiencia con contenido de alto valor!

Uso de sinónimos

El uso de sinónimos nos ayuda a cambiar las palabras de un texto por otras que vienen a decir lo mismo, pero evitan duplicidad de contenido.

Lo ideal es que, además de añadir sinónimos, revisemos la estructura de la frase e intentemos redactarla para aportar originalidad.

Una de las mejores herramientas que puedes emplear para ello es WordReference. Es gratuita, y en solo un click tendrás a tu alcance varios sinónimos para cualquier palabra que necesites.

Conceptualizar nuevas ideas

Existen muchos modos de explicar un mismo concepto bajo diferentes perspectivas. Para conceptualizar nuevas ideas, solo tienes que retener el concepto que quieres transmitir e intentar explicarlo con tus propias palabras.

Para ello, escríbelo tal y como se te venga a la cabeza, luego podrás editarlo, corregir errores y pulir los detalles. Como resultado tendrás una nueva frase que podrás utilizar sin riesgo de plagio.

Apostar por la lectura

Leer es una forma de enriquecer tu vocabulario, adquirir nuevos conocimientos, desarrollar la creatividad… Y esto a la hora de escribir es un punto muy favorecedor.

Te recomiendo leer blogs de temáticas similares para la que creas contenido. Así, cuando tengas que redactar alguno de ellos, tendrás toda la información en tu mente y no existirá de copiar ni una sola palabra (ni consciente ni inconscientemente).

Anotar conceptos clave

Hay personas que en lugar de consultar bibliografía o una información extensa sobre algo, prefieren anotar los conceptos clave que desean incluir en sus contenidos y desarrollarlos con sus propias palabras.

Con esta técnica, que funciona especialmente bien para personas que trabajan bien con información esquemática, no tendrás ni siquiera que cambiar las palabras de un texto, serán totalmente nuevas.

Acortar frases

¿Y por qué no pruebas a partir los párrafos más grandes en frases pequeñas? Intenta crear frases cortas a partir de otras más largas. Revisa su estructura, dale un sentido propio y tendrás un nuevo texto listo para compartir.

Cambiar el orden de las palabras

En muchas ocasiones, con el fin de parafrasear un texto basta con cambiar el orden de las palabras. Eso sí, esta técnica te la recomiendo siempre y cuando se trate de contenido propio (nunca de terceros).

*En caso de que sean contenidos de otra marca, debes tener cuidado. Porque existe el riesgo de que el resultado sea muy similar al original. Y esto será un factor en contra.

Redefinir conceptos

Volver a definir un término o tema que quieras explicar, te ayudará a facilitar su comprensión y a contar con un texto totalmente nuevo.

Te aconsejo que, a la hora de redefinir, apuestes por lo simple. Haz una explicación más detallada pero más fácil de comprender para aportar verdadero valor.

Páginas o apps para cambiar palabras de un texto

Hasta ahora hemos hablado sobre técnicas manuales para cambiar las palabras de un texto o reescribir, pero también existen algunas herramientas que hacen el trabajo por ti de forma automática.

Aunque para mí no hay nada como la propia creatividad humana para redactar y reescribir contenido de forma original, aquí tienes un breve listado de páginas para cambiar las palabras de un texto:

  • Spinea.me. Se basa únicamente en sustituir determinadas palabras del texto por sinónimos. Se puede usar de forma gratuita.
  • Reformulator. Esta aplicación para cambiar las palabras de un texto, interpreta cada uno de los párrafos del mismo y entrega una versión parafraseada.
  • Smodin. Está pensada para textos cortos o únicamente párrafos de un contenido, y sirve para reescribir cualquier texto que necesites.
  • Paraphrase.online. Esta otra aplicación para cambiar palabras de un texto, va más allá del uso de sinónimos. Es gratis y muy fácil de usar.
  • Preposteo. Y, por último, al igual que con las herramientas anteriores, esta permite añadir un texto original y en pocos segundos te devuelve una copia reeditada lista para usar.

Como ves, tienes muchas opciones para evitar caer en la tentación de copiar contenido de otros, o incluso tuyo, y no dañar tu imagen y posicionamiento.

Usar el modo manual o el automatizado depende de tus preferencias y de la calidad que exijas al texto reescrito. No obstante, uses la que uses, siempre es conveniente darle un último vistazo personalmente y ajustar detalles.